Dispositivos de seguridad

Cerraduras que se instalan en prisión

 

Las cerraduras que se instalan en prisión deben caracterizarse por ser resistentes y con un alto nivel de seguridad, además su funcionamiento generalmente es diferente al de una cerradura tradicional o la que instalan en cualquier hogar o local comercial.

Un ejemplo del tipo de cerraduras que son instaladas en cárceles o comisarías son las cerraduras electromecánicas, esta se cierran de forma automática cada vez que cerramos la puerta, es decir, la cerradura se activa como si hiciéramos la vuelta de la cerradura con la llave correspondiente.

De acuerdo a especialistas que han instalado Cerraduras Inceca, de las cuales puedes leer presionando aquí, es una cerradura que no tiene resbalón, es por ello que una vez se cierra se completa la petaca o el bulón, impidiendo así que se pueda abrir con una tarjeta, además aumenta el nivel de seguridad y resistencia ante ataques como el apalancamiento.

Cerraduras que se instalan en prisión

Características de las cerraduras que se instalan en prisión

Es importante mencionar que las cerraduras electromecánicas tienen muchas ventajas ante cerraduras tradicionales, sobretodo en el proceso de instalación, esta debe ser ejecutada por un experto para evitar inconvenientes en su funcionamiento o puntos vulnerables fáciles de manipular por los delincuentes.

Este tipo de cerradura tiene una forma de adaptación sencilla a cualquier tipo de puerta, además el sistema de apertura es igual al de un cerrojo eléctrico, por  lo que no será necesario realizar una extensa variedad de modificaciones.

Es una cerradura que ofrece niveles de seguridad elevados sin ningún tipo de complicaciones, además las encuentras disponibles en todas las medidas 20, 25, 30, 40, 50 y 60 mm de entrada, por lo cual sustituirla necesitara de una tecnica facil y rapida.

Por otra parte, las cerraduras electromecánicas son relativamente económicas, a pesar de que dispone de una condicion mecanica y electrica para funcionar, es una muy buena opción para instalar en una prisión debido a que una vez se cierra la puerta, la palanca se activa automáticamente, la puerta quedará totalmente cerrada sin echar la llave.

Tipos de cerraduras para prisiones 

Cerraduras electromecánicas: Expertos que han hecho servicio técnico a Cerraduras Jis, de cuyas funciones puedes conocer visitando la página https://seguritek.es/cerraduras-jis/, opinan que este permite la apertura y cierre de una puerta solo con el uso de la corriente, dispone de un pequeño motor que regula el impulso eléctrico que maneja adecuadamente la puerta, de igual forma puede activarse de diferentes formas, ya sea con un teclado, huella dactilar, mando aa distancia, entre otros.

Cerradura de seguridad: este tipo de cerraduras están compuestas por un mecanismo metálico con el único objetivo de que estos no puedan ser abiertos sin la llave, además que es lo suficientemente resistente para que no pueda ser manipulada con facilidad.

Cerraduras inteligentes: son dispositivos sofisticados que sirven para mantener cerrado los accesos a cualquier persona no autorizada, cada día más fabricantes crean modelos que superan notablemente las cerraduras tradicionales, ya que sus medios de apertura varían entre un modelo y otro.

En líneas generales, las cerraduras de seguridad incorporan componentes que mejoran notablemente la resistencia y fiabilidad de sus funciones, comúnmente disponen de elementos electrónicos que permiten la posibilidad de abrir y cerrar la cerradura de múltiples formas, con llave, huella o a distancia.